¡GMail llama!

Sí, tal y como sucedió en los años setenta con aquél “¡Avon llamaaaa!”, una campaña deliciosamente kitsch que se coló en nuestras casas, del mismo modo, decía, se ha colado el “GMail llama” en nuestros ordenadores.

Porque así es como hacen las cosas los chicos de Google, tú abres tu correo como cada día para atender tus asuntos y, ¡ups!, aparece algo como esto:

Gmail llama

Así de sencillo.

También es cierto que estas sorpresas, la gente de Google son los únicos que se las pueden permitir. En otras compañías habría habido campañas de marketing, virales, artículos en blogs y demás parafernalia publicitaria desde hace semanas, pero la sencillez con que Google construye e integra sus herramientas les permite estas apariciones por sorpresa y, lo que es mejor, permiten que el usuario evaluar su conveniencia para su uso personal o no en cuestión de segundos.

Sólo instalarás un pequeño programa, reinicias tu ordenador y listo. Ya puedes llamar a cualquier número de teléfono del mundo.

Con esta aparición ya no cabe duda de que GMail es el gran Caballo de Troya de Google. En su aplicación de correo han integrado las herramientas más avanzadas para luchar contra sus contrincantes en el mundo de la informática e introducir sin mucho ruido sus productos en la mente de los usuarios. Repasemos:

  • Incorporó el chat o Google Talk para combatir al Microsoft Messenger
  • Integró los servicios de Google Docs y Google Calendar en la barra de la derecha para luchar contra Microsoft Office
  • Integró la gestión de tareas o Google Tasks desde el correo para combatir fenómenos como Evernote o Remember the Milk!
  • Incorporó Google Buzz en un intento de luchar contra el microblogging de Twitter y Facebook

Ahora, ya podemos llamar por teléfono desde GMail. Sí, y no me refiero a lo que se podía hacer antes, que era realizar una llamada de voz a otra persona con la que estabas chateando. Ahora puedes llamar a un número de teléfono móvil o fijo sin necesidad de que tu interlocutor esté conectado a GMail. Y además a unos precios muy, muy razonables: gratis a EE.UU. y Canadá durante 2010; España 0,02 $ minuto a fijo y 0,19 $ a móvil; Argentina 0,02 $ minuto a fijo 0,18-0,19 $ a móvil…

Un buen golpe para las operadoras. Y eso sin que haya llegado aún Google Voice.

Síguenos en Follow Gadgettendencia on Twitter y en

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *